El origen del April Fools´ Day en Reino Unido

El 1 de abril, es el April Fools’ Day, o el equivalente a nuestros Santos Inocentes en Reino Unido. Bien es cierto que esta vez no podemos decir eso de que los “ingleses nos llevan la contraria”, sino más bien somos los españoles los que vamos al revés, ya que es una festividad común en muchos países europeos y fuera de Europa.

El nacimiento de esta fiesta parece situarse en Francia. El 1 de abril se correspondía al día de año nuevo hasta que el Papa Gregorio introdujo el calendario que lleva su nombre en 1562, pasando a ser el día de año nuevo el 1 de enero, tal y como lo celebramos en la actualidad. El Papa Gregorio no lo pudo publicar en su muro ni mandar un whatsapp a la peña comunicar a Europa, por lo que la noticia se extendió mal o no se extendió, es por ello que los que se habían enterado decidieron gastar bromas a los que no, invitándoles a fiestas inexistentes de año nuevo, otros decidieron ignorar tal cambio y hubo otros que ni se enteraron de la nueva versión del calendario.

Otra leyenda de su origen dice que el día de año nuevo era el 25 de marzo, cuando la gente se daba regalos para celebrarlo. Esta versión retrasa el comienzo de esta celebración a 1564, cuando dos años después por fin se enteró Carlos IX de Francia adoptó el calendario gregoriano, aunque la población una vez más coincide que decidió ignorar tal cambio, total, lo de las uvas es algo reciente. Otra versión dice que no tiene nada que ver con cambios de calendario, sino que es una festividad de origen celta, un culto al dios de la Alegría o de la Risa, pero es una teoría de poco peso.

La última investigación realizada por prestigiosos cerebros estadounidenses defiende que durante el reinado de Constantino unos bufones de la corte le dijeron que ellos podrían reinar mejor que el propio Constantino, y éste último les dejó reinar por un día. Un bufón llamado Kugel emitió un edicto de que a partir de entonces ese día quedaba declarado como el día de lo absurdo, y de ahí hasta hoy. Al principio fue una cosa seria, porque contrario a lo que podamos pensar ahora, los bufones no sólo divertían sino que muchas veces también aconsejaban, siendo considerados hombres de cierta sabiduría.

El nuevo calendario no se extendió todo lo rápido que quizá Gregorio hubiese querido. En Inglaterra, por ejemplo, llegó antes lo de las bromas que el calendario (1752) aunque tú quizá, como yo, estés aún descifrando eso del “humor inglés”. A Escocia también llegó, pero aquí siguen de bromas hasta el 2 de abril (avisados quedáis, incautos).

Las inocentadas pueden ser varias, no hay nada escrito. Hay países como Italia que pegan un pez de papel en la espalda del engañado (como nuestro muñeco de inocentes). Otros dicen que la broma por excelencia es mandar a alguien a ir a buscar algo que no existe, que no sé yo si digo a mis colegas ingleses que se vayan a snipe hunting o de gamusinos hunting que pasará. El caso es que hoy, tanto en los medios de comunicación como en la calle podemos ser el centro jugoso de bromas autóctonas si creen que no sabemos sus tradiciones.

Anda con cuidado si no quieres ser víctima de una broma “prank” y te llamarán “April Fool”. En UK, la burla del día de los tontos de abril “April Fool’s Day” termina al medio día. Cualquier persona que gaste bromas a partir de entonces será considerado como “April Fool”. Andad con cuidado y feliz “April Fools’ Day”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *